Abrazos Gratis

Esos días en los que paseando por ToysRus en busca de un regalo de cumpleaños para mi sobrino, te encuentras con un par de Minions mirándote a través de su embalaje, susurrándote “cooompranos… cooompranos…” y un tornado de ideas invaden mi cabeza. Finalmente sales de la tienda sin regalo, pero feliz con tus nuevos y relucientes…